La felicidad a través de la creatividad

Se dice que el ser humano ha llegado hasta aquí gracias a su capacidad de raciocinio, pero tampoco hay que olvidar eso que le hace humano, los sentimientos, la capacidad de crear y de transmitir. Somos un tándem entre la razón y el corazón, y ambas partes hay que cuidarlas a por igual.

En el anterior post hablábamos de cómo atender la parte más analítica, por decirlo así, y hoy vamos a ver cómo trabajar esa parte creativa que todos llevamos dentro.

Todas las artes, nos ayudan a transmitir si somos los emisores o a que nos transmitan si somos receptores. No tienes por qué ser un gran músico o bailarina para disfrutar de los beneficios de expresarte a través de la creatividad, ya que cada vez salen más cosas para que las personas de a pie podamos dar rienda suelta a nuestra imaginación, y es que cada vez está más de moda el Do It Yourself (hazlo tú mismo). Hemos pasado, en los niveles más básicos (aunque hay verdaderos artistas en esto como veis en las fotos), por modas como pintar piedras, colorear mandalas, bullet journal, hacer bolsos de trapillo, y para quien es más manitas, hacerse su propia ropa, remodelar un mueble, decorar tu habitación o incluso la casa entera con tus propias manos…

Por supuesto, también disfrutamos siendo los receptores. Aunque puedo asegurar, que cuanto más conocimiento tengas, más disfrutas de cualquier arte que estés recibiendo. Pero aunque algunos de vosotros no lo creáis, también sentimos la necesidad de expresarnos, y tiene un efecto muy bueno en nosotros:

Nos entretenemos mientras lo hacemos. La principal función de hacer cosas creativas a un nivel básico es el de pasar un buen rato mientras se hace.

Es una muy buena forma de activar el cerebro. Aunque estéis haciendo algo tan sencillo como colorear un mandala, se activa. Y como te activa el cerebro, éste te pide hacer más cosas.

Es una forma clara de ver tu evolución. Tanto si coloreas como si haces algo más complicado como tocar un instrumento, tienes una evolución. No hay nada más motivador que ver por ti mismo cómo has mejorado. También puede provocar lo contrario si ves que no avanzas, pero yo creo que siempre hay algo que se te puede dar bien. Simplemente tienes que probar hasta que des con lo que te gusta.

Es casi infinito. No es tanto como el conocimiento, pero si tenemos un gran abanico de posibilidades. Por lo que es muy difícil que no encuentres algo que te guste, sólo tienes que buscarlo y probar. Como todo en la vida, es ensayo y error.

Hoy en día es de fácil acceso. Hay un montón de cursos, de tutoriales en youtube, etc, que te enseñan cómo hacer lo que sea que quieras aprender. Dependiendo de qué es lo que quieres probar, será más caro o más barato, pero en todo siempre hay distintos grados. Por ejemplo, si quieres aprender a tocar la guitarra, puedes comprarte la más barata para aprender, y si te gusta, te planteas optar por otra mejor.

Te llena. Es así, como he dicho antes somos un tándem, y cuando haces algo creativo, te sientes realizado, menos frustrado…llámalo como quieras, pero te sientes mejor al fin y al cabo.

El fin del arte, sería el fin del ser humano tal y como lo conocemos. Cuando proponen un futuro frío, de humanos sin sentimientos, de seres no pensantes, etc ya sea en películas o en libros, nunca jamás aparece una persona pintando o componiendo. El arte nos hace humanos. Vale que gracias al intelecto, hemos pasado de vivir en una cueva, a tener cuatro paredes que resguardan mejor del frío, con calefacción, agua caliente, etc, pero gracias a esos sentimientos que el arte saca a relucir, pasamos de vivir en una casa, a vivir en un hogar.

Igual piensas que colorear es una tontería, y no lo vas a hacer. Yo te animo a que lo hagas porque pienso que cualquier cosa creativa nos hace bien, pero es cosa tuya. Lo que si te pido, es que dejes de menospreciar el arte. Detrás de esa película cuya entrada te parece tan cara, hay todo un equipo que ha tenido que funcionar como un engranaje para que todo saliera bien, donde la iluminación, el vestuario, la actuación, el plano elegido, el juego de sonido-banda sonora-montaje te aseguro que no son casualidades, todo está pensado para transmitir. Detrás de una bailarina, al igual que de un músico o un cantante hay años de dedicación, de escuela, de frustración, de alegrías. Detrás de esa fotografía… de tu boda, por ejemplo, que te pareció que el fotógrafo cobraba un precio desorbitado, hay un estudio de luz y composición milimétrico para que te guste tanto y sea tan perfecta. Porque al contrario de lo que piensa mucha gente, una cámara no hace al fotógrafo. No es sólo darle a un botón, te lo aseguro. Detrás de un cuadro hay años de estudio de pintura, materiales, composición, por supuesto práctica, práctica y más práctica. Y podría seguir, pero creo que se entiende la idea.

No podemos menospreciar el arte al igual que no podemos menospreciar el conocimiento, ambas cosas juntas es lo que nos hace humanos. El conocer y la capacidad de expresarse. Gracias al arte podemos saber el sentimiento general de una época, porque así lo plasmaban a través de la literatura y la pintura. Sin el arte, moriría una parte de nosotros, sólo quedaría la parte más analítica, sólo quedarían datos en nuestro cerebro, y si renegamos del conocimiento también, entonces ya no seríamos nada. Seres vacíos pululando por el mundo esperando la hora de la muerte. Eso si que es aterrador, y no la muerte en sí.

La felicidad a través de la creatividad
* indicates required

1 comentarios

Otro post estupendo. Y cuánta razón….
Me da una pena tremenda como desde pequeños , en coles y familias muchas veces se valora y estimula cualquier cosa menos la creatividad .

Deja un comentario