Dejar ir para poder avanzar

No sé que tenemos con el pasado que nos encanta. Esa persona o esa situación que echas de menos y te sientes desdichado por que ya no está en vez de fijarte en lo que tienes ahora, o preocuparte en mejorar tu situación. Y es que aunque esa persona no se haya muerto e incluso siga cerca de ti, hay cosas que cambian y no vuelven a ser igual por mucho que nos lo propongamos.

Cada cosa tiene su momento. Si esa relación o situación se acabó es por algo. Quizá no erais tan compatibles como pensabas (bien por tu parte o bien por la de la otra persona), o sí que lo erais en un principio pero por lo que sea, la cosa cambió.

No hay que tener miedo al cambio. Cada edad tiene sus cosas buenas y supongo que malas (yo procuro fijarme en la buenas, así que las malas no me lo parecen tanto). O a lo mejor no tiene que ver con la edad, si no simplemente tu situación cambia. Pero si tú mismo te bloqueas pensando en cómo era algo del pasado, lo único que estás consiguiendo es precisamente eso, bloquearte, estancarte… y eso si que es negativo.

La vida tiene muchísimas posibilidades pero tú te aferras justo a la que no puede ser, ¿te das cuenta de lo estúpidos que somos a veces?

 Alégrate o aprende de haber tenido esa experiencia tan buena, pero no te aferres a ella. No tengas miedo de avanzar, aunque no sepas a dónde, simplemente haz otro tipo de cosas. Prueba con salir con otra gente, a hacer otras actividades, busca información que te pueda ayudar (si lo que te impide avanzar es un problema), etc Estoy segura de que cuando lleves tiempo haciendo esto, encontrarás la solución o tu situación habrá cambiado a algo igual de bueno o mejor. No es una cosa rápida, a veces se tarda años en volver a encontrarte. Pero si te sientes perdida hay que intentar encontrarse, no quedarte parada 😉

La vida es como montar en bicicleta, si quieres mantener el equilibrio tienes que seguir avanzando. Clic para tuitear
Dejar ir para poder avanzar
* indicates required

Deja un comentario