¿Qué futuro les espera?

¿Qué futuro les espera?

Tenemos que hablar menos y comunicarnos más

Esta frase me la dijo mi tía una vez y qué razón tiene en sus palabras. Cuántas veces no ha habido malentendidos porque uno pensaba que le otro pensaba porque había comentado una vez… Nos cuesta mucho hablar de nuestros sentimientos o hablar claro de un tema, preferimos no decir nada o darle vueltas sin llegar a nada concreto.

Pero no fue hasta que leí un artículo que me di cuenta de la gravedad de esto. En el artículo comentaban que lo “nuevo” en las relaciones más jóvenes era que en vez de cortar desaparecían, creo que lo llamaban “ghosting”. ¿Tanto nos cuesta hablar que preferimos desaparecer sin tener en cuenta que esto puede hacer más daño que te dejen directamente?

Continue reading →

Posted by Carolina in Reflexiones, 0 comments
Cómo cumplir los propósitos de año nuevo

Cómo cumplir los propósitos de año nuevo

Después de la cena que has disfrutado solo o acompañado, te sientas en el sofá esperando el momento de las uvas y te pones a pensar en lo bueno y malo de este año, en qué te deparará el siguiente, si podrás conseguir por fin aquello que quieres…

¡Ay que ver que tontos somos a veces! Parece que tenemos que esperar a cambiar de año para proponernos ser mejores, cuando lo podríamos hacer perfectamente un 10 de Mayo, por ejemplo. Pero no, nosotros somos de cumplir ciclos. Preferimos desenvolver este nuevo año, sentarnos junto a él como te sientas junto a un amigo, o como un niño se sienta en las rodillas de papá Noel y decirle:

Me gustaría…

…adelgazar

…leer más

…hacer ejercicio

…cambiar de trabajo Continue reading →

Posted by Carolina in Consejos, 0 comments
Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana Inés de la Cruz

Filósofa, ensayista, pensadora, escritora….y monja. Su verdadero nombre es Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, pero luego se la conocería por un nombre mucho más fácil de recordar, Juana Inés de la Cruz. Con la fecha de nacimiento los historiadores no se ponen de acuerdo, pero creo que es lo menos importante. Parece que la fecha más “fiable” es el 12 de noviembre de 1648 y falleció a causa de la peste el 17 de abril de 1695. Nació en lo que llamaban “Nueva España”, hoy conocida como Sudamérica, más concretamente en San Miguel Nepantl.

Con la descripción que he dado al principio de ella ya es absoluta merecedora de ocupar un espacio en el blog, pero es que además fue una defensora de que la mujer también tenía derecho al conocimiento. Algunos, los más envidiosos a mi parecer, dicen que fue su puro egoísmo y no el feminismo lo que le llevaba a defender esto. En fin, que según ellos a Juana Inés le daba igual que las mujeres estudiaran o no, sino lo que quería es defender su derecho propio. Aunque así fuera, me parece totalmente admirable que una mujer en el 1600 defendiera su derecho al conocimiento, pero es que aún conservamos poemas que ella escribió y entre ellos está este:

Hombres necios que acusáis 
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis: Continue reading →

Posted by Carolina in Personas referentes, Reflexiones, 0 comments
Cuento de Navidad

Cuento de Navidad

Nerea escuchó un ruido en la cocina, estaba muy entusiasmada porque era su primer día de vacaciones y quería aprovechar los días al máximo. Encima la profesora había sido buena y no había mandado muchos deberes, sólo una redacción bajo la pregunta “¿Qué es para ti la navidad?”, que a Nerea le parecía facilísimo contestar, así que eso significaba un montón de días libres para jugar y divertirse. Cuando bajó, encontró a su madre con los pelos enmarañados, la legaña en el ojo y ojeras gigantes.

– ¿Ya estás despierta mamá? ¡Qué bien! ¿Cuándo nos vamos a ver el cortilandia?

– Tengo mucho que hacer, vuelve a la cama que es muy pronto.

– Pero no tengo sueño.

– ¿Quieres desayunar?

– No tengo hambre.

– Pues vete a la habitación a hacer lo que sea, mamá está ocupada.

– ¿Y qué haces?

– Cocinar

– ¿Vamos a comer todo eso?–preguntó la niña con los ojos como platos.

– No, es para hoy, mañana y pasado. Así mañana puedo dedicarme por entero a cocinar la cena de nochebuena sin preocuparme por más comidas.

Esto a Nerea no le gustó mucho, no veía mucho tiempo libre para jugar con tan apretada agenda.

– ¿Y cuándo podremos salir a dar una vuelta?

– Cuando termine.

– ¿Es como los deberes de clase? ¿que hasta que no los termino no puedo salir?

– Exactamente.

Nerea se fue algo triste a su habitación. No sabía que su madre tenía una seño que le mandara deberes. Ya podían ponerse de acuerdo todas las profesoras del mundo, para mandar o no mandar deberes a todos por igual. Pero había aprendido algo nuevo que poner en su redacción, la Navidad era una época para jugar y también para cocinar mucho.

Cuando se levantó su padre, volvió a crecer la esperanza de que la llevara a cortilandia, y esta vez si se cumplió. Aunque le apenaba ver cómo su madre se quedaba en casa haciendo los deberes.

Una vez allí comprendió que no era la única que quería ver el cortilandia. Estaba lleno de gente, tanta que se llevó un montón de empujones y pisotones. Tenía miedo de perderse ante ese río de gente, así que se agarró del brazo de su padre como si fuera una roca, y no asomó la cabeza hasta que el padre le anunció que ya habían llegado.

Ella tenía una fé ciega en su padre, y si él decía que estaban allí, es que estaban allí. Pero ella no veía más que cabezas por todos lados. Por suerte, su padre la cogió en brazos y pudo ver algo mejor. Pero con tanta gente, había perdido mucho encanto aquel momento.

Cuando terminó, su padre le dijo que tenían que ir a comprar, que necesitaban más comida para mañana. A Nerea le dolía la tripa sólo de pensar en la cantidad de comida que había visto esa misma mañana en la cocina, como para encima añadirle más. “La gente tiene mucha hambre en Navidad” pensaba sin salir de su asombro.

A parte de la comida, compraron unos juguetes. Porque Papá Noel tenía mucho trabajo y les había pedido ayuda. Pensó que si Papá Noel tenía que comprar tantos regalos como comida estaba preparando su madre, necesitaba toda la ayuda del mundo. Así que no le importó ayudar, aunque ya le dolían las piernas de tanto andar.

Su padre, Pedro, tenía aspecto preocupado cuando tuvo que pagar y habló con la cajera algo de una cuesta de Enero.

– ¡No sabía que eras Alpinista!–saltó de alegría la niña cuando habían llegado al coche.– Yo también quiero subir contigo la cuesta.

– Jajajaja ¿qué cuesta hija?

– Una que hay en Enero, se lo has dicho a la cajera antes.

– Jajajajajajaja No cariño, eso es que ahora en Navidad hay muchos gastos, y eso va a hacer que Enero nos sea más difícil.

– Normal…como os entra tanta hambre.

El padre no podía parar de reír, pero ella estaba realmente preocupada por esas hambres que tanto tiempo y dinero se llevaban. Menos mal que era una vez al año…aunque quién sabe si se podía convertir en una enfermedad y poco a poco se volvían glotones. En el cole le habían dicho que en EE.UU la gente estaba muy gorda y con muchos problemas de salud, y que si no comíamos más verduras acabaríamos igual. Pero a lo mejor era porque allí siempre era Navidad. De repente aquel ejercicio que la profesora le había mandado se le empezaba a volver difícil…ya sabía ella que era demasiado bonito para ser verdad.

Cuando llegaron, su madre seguía cocinando, y su padre se puso manos a la obra también. Ella pensaba en las veces que sus padres le habían ayudado con los deberes, así que al ver que tenían tanta tarea decidió ayudar también, ya que así terminarían antes y podrían jugar. Esto de la Navidad le parecía muy cansado.

Al día siguiente sus padres estaban de mal humor. Porque venía no sé qué tío que les caía mal. Eso ya si que no tenía ni pies ni cabeza, porque si te entra hambre no lo puedes evitar, pero invitar a gente que no te cae bien a tu casa, era más que evitable. Ella nunca invitaba a los que le caían mal, sólo a sus amigos. “A lo mejor es que la Navidad tiene un efecto en los mayores que los deja tontos y no piensan las cosas” pensó intentando buscar una explicación a todo ese sinsentido.

Por supuesto ese día nada de salir, porque estuvieron todo el día limpiando, cocinando, y vistiéndose como en los días de fiesta. Aunque Nerea no veía motivo de celebración ninguno en tener que trabajar tanto y encima tener a gente que no son tus amigos en casa. Pero lo que terminó por desconcertarla es que cuando vinieron todos, incluidos ese tío, sus padres estuvieron la mar de sonrientes. Era como si no se acordaran de todo lo que habían tenido que trabajar y comprar.

Ante todo ese escenario, Nerea no podía estar más alucinada así que decidió hacer un buen reporte en el ejercicio que le mandó la profesora.

La Navidad es una enfermedad que hace que los mayores tengan mucha hambre, por lo que tienen que cocinar todo el día y se gastan mucho dinero. Así que no te deja ni un rato de tiempo libre para jugar, ya que todo se reduce en comprar, cocinar y limpiar. Y lo peor de todo, la enfermedad afecta al cerebro haciéndote creer que tienes que hacer cosas aunque no quieras, como es invitar a alguien que no te gusta a tu casa. Me gustan más los días normales, con comida normal que no hace que mis padres tengan manchas oscuras debajo de los ojos y les deja un montón de tiempo para jugar conmigo, aunque en esos días no tenga regalos. Porque si no tengo tiempo para disfrutarlos, ¿para qué los quiero? Además mi padre me dijo que tiene que subir una cuesta en Enero sin ser alpinista ni nada por culpa de gastarse tanto dinero. Realmente no merece la pena. Ojalá encuentren cura para la Navidad antes de que sea demasiado tarde.

 

Posted by Carolina in Reflexiones, 0 comments
Dejar ir para poder avanzar

Dejar ir para poder avanzar

No sé que tenemos con el pasado que nos encanta. Esa persona o esa situación que echas de menos y te sientes desdichado por que ya no está en vez de fijarte en lo que tienes ahora, o preocuparte en mejorar tu situación. Y es que aunque esa persona no se haya muerto e incluso siga cerca de ti, hay cosas que cambian y no vuelven a ser igual por mucho que nos lo propongamos.

Cada cosa tiene su momento. Si esa relación o situación se acabó es por algo. Quizá no erais tan compatibles como pensabas (bien por tu parte o bien por la de la otra persona), o sí que lo erais en un principio pero por lo que sea, la cosa cambió. Continue reading →

Posted by Carolina in Consejos, 0 comments
La importancia del reconocimiento

La importancia del reconocimiento

– ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mira lo que hago!

¿Os suena, verdad? El niño que quiere la atención de su madre para que luego le diga lo bien que lo ha hecho. Pero no os vayáis a pensar que sólo tienen esta necesidad los niños. Hace poco hablábamos de la trampa del éxito, ¿pero por qué caemos en ella? Porque esperamos el reconocimiento de familiares, o amigos, o a nivel más global o incluso pasar a la historia.

Si no, ¿por qué alguien haría un camino tan arduo y pesado? Además, ya se ha hablado más de una vez de personas que están en lo alto, que han alcanzado lo que comúnmente se entiende por éxito y no son felices, ¿por qué siguen, por qué no cambian de vida? Yo creo que esas dosis de adulación por parte de la gente o amigos se convierten en su droga, son adictos a ese reconocimiento. Continue reading →

Posted by Carolina in Consejos, 1 comment
Las chicas de la lencería

Las chicas de la lencería

Frame de la película donde se ven las protagonistas

Hoy os voy a recomendar otra película, y es las chicas de la lencería. Aunque distan mucho de considerarse chicas, las protagonistas ya tienen sus años. Pero por eso es por lo que la recomiendo.

En este post os hablaba de la edad, y esta película ilustra a la perfección lo que os cuento ahí.

Una señora de un pueblo pequeño se queda viuda, ante este hecho el hijo espera que venda la tienda o se la deje como herencia. Pero la mujer, animada por otra de sus amigas, monta una tienda de lencería, que era su gran pasión de joven y no pudo dedicarse a ello porque a su marido no le parecía una profesión muy honrosa que digamos. Por supuesto, ya podéis imaginar lo que pasa en un pueblo tan pequeño. Enseguida empiezan las habladurías. Continue reading →

Posted by Carolina in Películas, 1 comment
La trampa del éxito

La trampa del éxito

No sé si será por las películas o los libros. Pero al fin y al cabo desde pequeños escuchamos historias, con su principio, un punto álgido y ese final feliz (o no, pero para el ejemplo que necesito, me basaré en las de final feliz).

El caso es que vamos por la vida esperando algo, queremos ser ese protagonista que alcanza ese algo que le hace tan feliz, ya sea formar una familia, tener una pareja, conseguir ese deseado puesto de trabajo, hacer un viaje que te cambie la vida, conseguir subir a una montaña y en la cima descubrir el secreto de la vida, etc Continue reading →

Posted by Carolina in Consejos, 3 comments
La felicidad a través de la creatividad

La felicidad a través de la creatividad

Se dice que el ser humano ha llegado hasta aquí gracias a su capacidad de raciocinio, pero tampoco hay que olvidar eso que le hace humano, los sentimientos, la capacidad de crear y de transmitir. Somos un tándem entre la razón y el corazón, y ambas partes hay que cuidarlas a por igual.

En el anterior post hablábamos de cómo atender la parte más analítica, por decirlo así, y hoy vamos a ver cómo trabajar esa parte creativa que todos llevamos dentro.

Todas las artes, nos ayudan a transmitir si somos los emisores o a que nos transmitan si somos receptores. No tienes por qué ser un gran músico o bailarina para disfrutar de los beneficios de expresarte a través de la creatividad, ya que cada vez salen más cosas para que las personas de a pie podamos dar rienda suelta a nuestra imaginación, y es que cada vez está más de moda el Do It Yourself (hazlo tú mismo). Hemos pasado, en los niveles más básicos (aunque hay verdaderos artistas en esto como veis en las fotos), por modas como pintar piedras, colorear mandalas, bullet journal, hacer bolsos de trapillo, y para quien es más manitas, hacerse su propia ropa, remodelar un mueble, decorar tu habitación o incluso la casa entera con tus propias manos… Continue reading →

Posted by Carolina in Consejos, 1 comment
La felicidad a través del conocimiento

La felicidad a través del conocimiento

Si hay algo que me ha aportado y ayudado a crecer como persona es el conocer a través del aprendizaje. Y no me refiero al colegio, donde te dicen lo que tienes que estudiar y hacer exámenes que no sirven de nada. Si no adquirir conocimientos por tu cuenta buscando información de algo que te interese a través de libros, documentales, artículos de internet… Es algo a lo que todos tenemos acceso, no hay límite de edad y es infinito, ya que siempre hay algo que aprender. Continue reading →

Posted by Carolina in Consejos, 3 comments