Sobre mi

Un poco acerca de mi persona…

Me es difícil describirme a mi misma. Primero porque nunca me ha gustado hablar de mi y segundo porque creo que estoy en un momento de crecimiento personal, que puede que lo que diga ahora en unos meses se quede obsoleto. Aún así, ya que quieres saber quien se esconde detrás de estos post, intentaré explicarme lo mejor posible para que me conozcas un poco más.

Empecemos por lo fácil, me llamo Carolina y tengo 25 años. Esta frase que aparentemente es muy sencilla, es algo que me ha costado admitir aquí porque creo que si la gente sabe mi edad, lo que escribo en mis post perderá credibilidad. Pero si algo quiero ser en la vida es consecuente conmigo misma, y no soporto a las personas que no se aceptan o no son conscientes de su realidad. Así que, la verdad es que tengo 25 años. Lo siento si te decepcionaste, pero por favor no te fíes del número y dame una oportunidad.

Nací, y he vivido hasta los veintitrés años, en Madrid. Siempre fui una niña “buena”, es decir, calladita, sin rechistar y, ahora me doy cuenta, vacía. No me malinterpretes, no tuve una infancia triste. Pero creo que no tenía interés particular por nada, y mis decisiones se basaban más en lo menos malo o lo que menos me disgustaba, que verdaderamente una pasión.

Como ves, una persona muy normal. Hasta que con diecinueve años conocí a alguien que me abrió los ojos. ¿Cómo? La verdad es que no lo sé. Pero me hizo ser consciente del mundo, de lo mucho que hay por aprender, de la cantidad de posibilidades que hay… La verdad que es indescriptible lo que siento ahora. Claro que hay momentos malos, momentos en los que me siento perdida o cosas de mi que me gustaría cambiar. Pero el sentimiento hacia la vida, las ganas de aprender, de conocer, de hacer…son inmensas, y es por eso que comparándolo con mi yo anterior, me doy cuenta de que antes estaba vacía y sin encontrarle el sentido a la vida. Es un proceso lento, pero que poco a poco va haciendo mella en ti y nunca vuelves a ser igual.

¿A qué me dedico?

Mi profesión es algo de lo que ni yo misma estoy segura. Sé que me encanta contar a través del montaje (de cine) pero después de cinco años apostando por ese camino, te das de bruces con la realidad, ves lo tremendamente complicado que es y que no es oro todo lo que reluce. En un momento en el que tanto mi pareja como yo nos sentíamos estancados en Madrid, decidimos venirnos a Londres y todo ese mundo interior que había despertado, se disparó mil veces más. No sé que tiene esta ciudad que me activa. Quizá porque aquí se mima mucho el conocimiento y el arte. Tiene un montón de museos y galerías gratuitas que puedes visitar, y creo que esto hace que tu cabeza se mueva y sientas curiosidad por las cosas y te preguntes su por qué.

Con todo esto empecé a sentir unas ganas inmensas por escribir, algo que ya se estaba empezando a dar en Madrid, pero aquí se disparó mucho más. En principio, por aquello de que soy una chica reservada, lo hacía para mi. Pero finalmente me animé y decidí compartir todos mis pensamientos o descubrimientos con más gente por si acaso esto ayudaba a alguien, aunque fuera un poco.

¿Por qué este blog?

Por varias razones, pero la primera y más importante creo que es porque sé la diferencia entre ser una persona sin nada y ser una persona con ilusiones y aspiraciones. Y me siento en la obligación de compartir este descubrimiento con más gente. Me encantaría que algún post que leyeras plantara una semillita en ti y abrirte los ojos de alguna manera. 

Otro motivo es que después de tener que trabajar bajo “la dirección de” (ya sea en los cortometrajes que hacía, como en los trabajos normales que me daban de comer), me apetecía tener algo mío, algo propio. Puede que sea una razón un poco ególatra pero estaba cansada de estar bajo las órdenes de alguien. Fue enriquecedor hacer todo el proceso de diseño de la web, escribir los post por si acaso alguna semana me quedaba sin ideas, organizar y planificar cómo iba a ser, de qué tema iba a tratar, etc. Me encantó tener al fin un proyecto mío.

Y el último motivo, que no estaba planeado, es más personal. Escribiendo cada semana en este blog he mejorado como escritora. Además aprendo al tener que buscar temas e investigarlos para hablar de ellos en el blog. Y por último, estoy derribando ese muro que ponía entre mí misma y las demás personas al exponerme a que cualquiera me pueda leer, y al tener que desarrollar mis ideas. Así que me está aportando muchísimo personalmente también.

De verdad que la vida es algo maravilloso, sólo hay que saber mirarla. Ojalá lo descubras conmigo, y si lo haces, enséñaselo a otra persona. Hagamos de este mundo…no sé si mejor, pero de personas más felices al menos.